El riesgo de mentirte a ti mismo, o como salir de tu zona de confort