No hay excusas, así que me disculpo

LA FOTO DE LA PORTADA ES PROPIEDAD DE MARC NOZELL.

Casi dos años han pasado desde que escribí mi último post. Siento que he fallado, no a usted querido lector, sino a mi mismo. Me comprometí en expresar mis pensamientos como una vitácora para el futuro, pero todas esas historias que he vivido en los últimos dos años no están escritas aquí sino que son parte de mi frágil memoria. Definitivamente tenía cosas buenas que compartir de mi estadía en Chile y todo lo que llegó después y no lo he hecho.

“Falta de tiempo, responsabilidades laborales y familiares, oportunidades que no podía desaprovechar…” Estas son solo excusas. Siempre se puede encontrar algo de tiempo para escribir unas lineas pero es mas rápido pensar en una justificación para no hacerlo. Si alguna vez tuve la suerte de que te haya interesado leer algunos de mis posts, entonces te debo una disculpa, pero antes de todo quiero aclarar que no escribo este blog para tí, es mas, no encuentro una razón para que alguien fuera de mi familia que tanto me quiere, desee leer estas mal redactadas letras. La disculpa me la debo a mí. A ese Christian ingenuo que hace poco más de dos años empezó a escribir otra vez. Al que quería dejar una diario de vida que en algún momento pudiese ayudar a otros pero que mas que nada me ayude a recordar el pasado y como mi vida ha cambiado en el presente.

Hoy tengo mucho que contarle al Christian del pasado, Como fue todo en Startup Chile, como los objetivos siguen intactos, cuales metas se cumplieron, cuales faltan y cuales he postergado. Mi meta ahora será encontrar algo de tiempo, organizarme de mejor manera, para contar estas historias las cuales, si me estas leyendo en este momento, me honra compartir contigo.

Submit a comment